El tartamudo digital

Hay una frase que la tengo muy presente y dice: “sacar belleza de este caos es virtud” y cuanta razón tiene ya que para todo uno intenta hacer lo mismo, o por lo menos yo.

Intentar ver el lado positivo de situaciones particulares es algo que me distingue bastante, pero lo que más me caracteriza es intentar volver normales situaciones que de por si ya son bizarras.

Obviamente hablo de cosas que nos pasan a las mujeres con este maravilloso género masculino que lo único que me trae son sorpresas, y eso que aún no estamos en Navidad.

Todo este tiempo he ido agrupándolos en distintos estereotipos pero hay uno que me llama muchísimo la atención y trata acerca del:

EL TARTAMUDO DIGITAL

Estamos en el año 2018 y todos tenemos más de una red social para comunicarnos. Por lo general oscilamos entre Instagram, WhatsApp, Facebook, un poco de twitter; los nuevos millenials usan snapchat… etc, pero la cosa está en que cuando necesitas comunicarte con alguien normalmente usás uno.

Bueno no, hay personas que pareciera que ignoran que hace tres segundos te hablaron por Instagram y a las centésimas ya los tenés haciéndote la misma pregunta en Messenger:

1) ¿qué haces usando Messenger?

2) si ya notaste el visto en Instagram, ¿para qué me hablas por Messenger? ¿No ves que mi respuesta es el silencio?

En relación a la pregunta 1 quería decirles que el Messenger es cosa de antaño y ha quedado para los depravados de Facebook, de esos que no tienen muchos amigos y de foto de perfil tienen la silueta gris.

Como que las personas que te hablan por ahí algo ocultan. A mi si me llega el famoso ruido de la burbuja de Messenger es por que se que algún boliche me quiere ofrecer algo porque se acerca mi cumpleaños, o porque realmente hay una persona extraña enviándome una solicitud para hablar. Y me inclino por esa opción.

¿Qué se les cruza por la cabeza a las personas que te mandan un: “hola cómo estás”, “hola qué haces”, “hola” y no se cansan nunca de saludarte?

Yo creo que los pondría a trabajar en un peaje cosa que ¡saluden a cada turista qué pasa por ahí!

Es algo de no creer, entrás a la conversación y ves un hilo de chat todos consecutivos de la misma persona que comienza el 5 de octubre y termina el 16 de abril y vos por dentro pensás: ay dios es re psyco

Díganme que mujer puede responder a semejante conversación unidireccional…

Bajemos la dosis de perseverancia porque posta que hay q ser paciente para poner ochenta mil hola y saber que nunca te van a contestar.

Lo más impactante son las distintas desvirtuaciones de la palabra que usan para intentar saludar:

“Hola” (ah sos re seco encima, saludá bien)

“Holas” (¿siempre hablas así en general?)

“Ola” (me chorrea sangre en los ojos)

“Olassss” (ah mira vos, ¿hay buena marea?)

“Holissssss” (chau nos vimo traeme la cuenta)

Les juro que tenemos la mejor intención de contestarles pero la primera impresión es la que vale, y el saludo dice mucho de la persona.

Es preferible un “Hola Gui cómo estás?” ( digo yo, automáticamente uno tiene que poner “bien“?) – (¿y si te llego a poner mal que hacemos?)

Igual es mejor y preferible eso que intentar manipular el sentido de la palabra hola.

Creo igual que nadie tiene el manual de los saludos por redes sociales pero un poquito de sentido común porfa.

Pensemos en frío. Si te cruzo por la calle ¿me vas a decir HOLA una sola vez o me lo vas a repetir cincuenta veces?

4 comentarios en “El tartamudo digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s